LÉXICO DE INTERÉS PARA FAMILIAS

 

ACÚFENOS: Sensaciones como “zumbidos de oídos”. Sentir que oímos sonidos o ruidos sin que haya una fuente sonora real.

 

AUDICIÓN: Capacidad para discriminar cualquier sonido del habla y cualquier combinación de ellos, independientemente de su significado.

 

AUDICIÓN FUNCIONAL: Capacidad para reconocer y entender mensajes verbales que ya se conocen, sobre todo si, antes de escucharlos, se tiene alguna información sobre ellos.

 

AUDICIÓN RESIDUAL: Capacidad para incrementar la comprensión recibida por lectura labial, aunque el niño no pueda descifrar ningún mensaje verbal sólo mediante la audición.

 

AUDIÓLOGO/A: Especialista del campo de la audición y la sordera, que realiza pruebas de audición y evalúa la selección de la prótesis auditiva adecuada.

 

AUDIOMETRÍA: Prueba que permite evaluar la capacidad auditiva de una persona. Se realiza emitiendo una serie de sonidos o palabras de distintas intensidades y frecuencias, de manera que se puede determinar el umbral de audición de cada persona. Los resultados obtenidos se reflejan en un audiograma. Imagen extraída de: www.profeco.gob.wx

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ATENCIÓN TEMPRANA: según el Libro Blanco de la Atención Temprana, se entiende por A.T. al conjunto de intervenciones, en niños/as de 0 a 6 años,  su familia y su entorno ; cuyo objetivo es dar respuesta lo más pronto posible a las necesidades que presentan los niños con trastornos en su desarrollo o con riesgo de padecerlo.

 

AUDÍFONO: Aparato electrónico utilizado por personas con discapacidad auditiva, que amplifica el sonido y lo transmite directamente al oído.

 

CÓCLEA: Órgano de la audición, en forma de caracol, situado en el oído interno, en cuyo interior se encuentran las células que estimulan el nervio auditivo que transmite el sonido hacia el cerebro.

 

COLESTEATOMA: Crecimiento en el oído medio del tejido epitelial. El tejido crece y se va acumulando poco a poco, sino se realiza tratamiento pude destruir el hueso lindante.

 

DECIBELIO (dB): Unidad de medida de la intensidad de un sonido.

 

DISLALIA: Alteración funcional del habla, caracterizada por omisiones, sustituciones o distorsiones de los sonidos que componen las palabras.

 

ESTENOSIS: Cierre parcial o estrechamiento del canal auditivo.

 

FRECUENCIA: Medida en herzios (Hz) de las vibraciones o ciclos por segundo del sonido. La mayoría de los sonidos del habla caen dentro del “área del habla” de 250 a 4000 Hz. 

 

IMPLANTE COCLEAR: prótesis quirúrgica que consta de una parte interna ay otra externa. El implante transforma el sonidos en señales eléctricas que estimulan el nervio auditivo. Sustituyen la función de la cóclea dañada. Está indicado en pérdidas neurosensoriales y profundas y en algunas severas, que no obtengan beneficio con los audífonos, siempre y cuando en nervio auditivo se mantenga intacto.

 

IMPLANTE OSTEOINTEGRADO: es una prótesis quirúrgica que está indicada en pérdidas auditivas conductivas o mixtas, cuando no se benefician de un tratamiento médico, quirúrgico y/o mediante la adaptación de otro tipo de prótesis auditivas. Consta de una parte interna implantable y otra externa. Permita llegar el sonido directamente a la cóclea por vía ósea. El procesador de sonido se encuentra se encuentra anclado mediante un pilar a un pequeño implante de titanio osteointegrado en el cráneo detrás de la oreja.

 

LECTURA LABIAL: Labiolectura o Lectura labiofacial, es la habilidad para comprender un mensaje oral a través de la observación de los movimientos de los labios y de la expresión facial del interlocutor. La información se transmite por los labios, la cara, los ojos y la expresión general del hablante.

 

LENGUAJE EXPRESIVO: Lenguaje que el niño/a utiliza para comunicarse.

 

LENGUAJE COMPRENSIVO: Lenguaje que el niño es capaz de entender.