Nuestros servicios

Esta atención de niños/as con discapacidad tanto asistencial como preventiva sigue un modelo que contempla todos los aspectos (bio- psico- social) de los niño/as con edades comprendidas entre 0 y 6 años.

Cuando a un niño se le diagnostica una hipoacusia, se inicia una etapa decisiva tanto para la familia como para el desarrollo posterior del niño. En la familia surgen miedos, dudas e incluso en algunos casos depresión, por lo que es muy necesaria la intervención de un profesional especializado en sordera para que, una vez superada esta fase inicial, oriente a la familia para tomar las decisiones necesarias en el proceso rehabilitador de su hijo.

Cuando un empresario contrata a una persona con deficiencia auditiva, encuentra un trabajador con capacidades y destrezas muchas veces desconocidas que, sin embargo, inciden positivamente en su rendimiento profesional: Capacidad de concentración, gran retentiva visual y habilidad manual.

La magnitud de los efectos de la falta de audición sobre el desarrollo cognitivo, afectivo y lingüístico del niño sordo es tal, que sólo una intervención intensiva, precoz y perseverante puede permitir la compensación de aquellos aspectos que sean educables. 

 

El análisis de la realidad, nos confirma que los niños con deficiencia auditiva precisan de una ayuda complementaria a la formación que reciben en los centros. 

Con del objeto de ofrecer una serie de películas subtituladas para personas sordas y eliminar las barreras de comunicación existentes en los medios de comunicación audiovisuales.